Rehabilitación de edificios: Ascensores Hidráulicos

Instalar un ascensor en un edificio en el que no había ninguno supone una gran mejora para la accesibilidad y la eliminación de barreras arquitectónicas. Por esta razón es una de las primeras medidas a tener en cuenta a la hora de rehabilitar o mejorar un edificio.

Últimamente el sector de la elevación (ascensores) ha visto como la rehabilitación de edificios ha ido cobrando importancia en el modelo de negocio, especialmente en el ámbito de los ascensores hidráulicos. Con este tipo de ascensores, que también se utilizan ampliamente en obra nueva, pueden realizarse instalaciones de hasta 10 plantas y mejoran las características de los ascensores convencionales en muchos aspectos, principalmente por su facilidad de instalación. Éstas son las principales mejoras:

Optimiza el espacio. La central hidráulica puede instalarse dentro de un armario en cualquier parte del edificio (a una distancia máxima de 20 metros aproximadamente) o dentro del propio foso, permitiendo prescindir del tradicional cuarto de máquinas. Además, al no necesitar contrapeso y gracias al reducido tamaño del pistón, la cabina puede ocupar más espacio.

Reduce los costes de instalación. En los ascensores tradicionales con frecuencia se debe reforzar la estructura del hueco del motor con un cubo de hormigón armado, debido a las tensiones y esfuerzos que éste provoca. Con el ascensor hidráulico estas fuerzas y tensiones se transmiten directamente al suelo sin provocar sobrecargas en la estructura, por lo que solo requiere de una simple pared de ladrillos macizos. Así se reduce el coste de instalación y se aumenta su grado de adaptabilidad a viviendas ya existentes.

Mejor integración. Muchas veces los edificios no cuentan con un hueco para el ascensor. Los ascensores hidráulicos pueden instalarse en una estructura autoportante ligera adosada al exterior o en el interior del edificio. Esto permite reducir costes, y sus acabados y formas se pueden adaptar al diseño estético y a la estructura del edificio.

Eficiencia energética. Las mejoras en los nuevos productos hidráulicos respetuosos con el medio ambiente, como el fluido ecológico biodegradable o los grupos de válvulas electrónicos, como la NGV de GMV Eurolift, que incorpora un doble sistema de seguridad, permiten reducir el consumo energético. Para viviendas unifamiliares de lujo, existen soluciones como la HomeLifty10DM, también de GMV Eurolift, cuyo consumo es similar al de un electrodoméstico.

Avances tecnológicos. Permiten la instalación en edificios antiguos donde la potencia disponible en las acometidas es limitada, así como en edificios históricos donde la estructura no permitiría aguantar las fuerzas que genera un motor de ascensor eléctrico convencional. En estos casos la hidráulica se muestra como la mejor solución.

El hecho de que una instalación hidráulica no precise de contrapesos, ni de paredes portantes, ni ocupe espacio extra implica una reducción en el coste de instalación y mantenimiento, optimización significativa del espacio y hace que pueda aplicarse en un mayor número de edificios.

En Maxalto tenemos todos estos factores en cuenta, y le ofrecemos la solución que mejor se adapta a las necesidades de rehabilitación del edificio.

No hay comentarios.

Dejar Comentario